contacto

¿Por qué el espacio público es algo fundamental en tu vida?

El espacio público es escenario de tu cotidianidad, una circunstancia imprescindible para reflexionar sobre su importancia.

2429458884_0450bd5f9e_b

La noción de “espacio público” es relativamente reciente en el urbanismo y otras disciplinas afines o relacionadas con la convivencia social en áreas comunes y abiertas para cualquiera. Hasta antes de la segunda mitad del siglo XX y sus manifestaciones civiles masivas, calles y plazas se consideraban sobre todo “propiedad pública”, una forma de atribuirle al gobierno la pertenencia y la autoridad sobre zonas que más bien, como demostraron esas movilizaciones, son de todos.

Este, sin embargo, es solo el uso político del espacio público, una cualidad que podría encontrar su antecedente más antiguo en las ágoras griegas, donde se discutían los asuntos de la polis. En las últimas décadas esto ha evolucionado a otras prácticas. El arte público, por ejemplo, ya es más o menos habitual: no son pocas los museos y exposiciones que llevan el arte fuera de las salas, a veces con la colaboración misma de los artistas, quienes también consuman obras pensadas para la exposición pública.

Por otro lado, como política gubernamental, hay administraciones que fomentan la participación ciudadana sobre las modificaciones que pueden realizarse en cuanto a mejoramiento urbano. En el ámbito académico, varios estudios han encontrado una relación entre el grado de “apropiamiento” o sentido de pertenencia que las personas de un vecindario tienen de la zona en que viven y, por otro lado, el nivel de tranquilidad común de esta.

Ahora bien, para responder a la pregunta que planteamos en el título, basta pensar un poco en la rutina que cada uno de nosotros cumple a diario. Después de nuestra casa y el centro de nuestra actividad principal, probablemente el espacio público sea el lugar donde más tiempo pasamos. Las calles por las que pasamos para ir a la escuela o al trabajo, el jardín donde corremos por las mañanas, incluso los andenes del metro o esa plaza en donde de vez en cuando nos detenemos a matar el tiempo, son elementos que forman parte de nuestra vida cotidiana, y tan solo por eso son ya importantes.

La respuesta parece tautológica, pero no es así. En cierta forma el matiz se encuentra en el detalle y el sentido de la experiencia con que cada cual se acerca al mundo. Si, por ejemplo, un día regresas a tu casa y encuentras que en el jardín cercano se proyecta gratuitamente una película, ¿no es esto una sorpresa agradable? Si las jardineras en una calle florean gracias al cuidado de los vecinos, ¿no se trata de una recompensa a la generosidad colectiva?

Los posibles beneficios de las intervenciones positivas sobre el espacio público probablemente sean efímeras, al menos objetivamente, pero mientras se inscriban en la manera en que nos apropiamos de nuestra realidad, ahí es donde encontrarán su trascendencia.

Añade tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicado. Los campos obligatorios están marcados *

*

Si deseas compartir un link, acótalo entre estos tags <l>link</l>

DERECHOS RESERVADOS @ 20 14 | AVISO DE PRIVACIDAD